"La calidad es la capacidad de satisfacer exigencias explícitas o implícitas, mediante un producto o un servicio". Esta es la definición en la que se basan las actuales normativas ISO 9001.

Un Sistema de Calidad implica el mejoramiento continuo de los procesos empresariales para poder obtener productos que satisfagan siempre las necesidades del cliente.

En la realización del propio Sistema de Calidad, Alberdi ha asumido las siguientes referencias:

  • Respeto de las normativas

    El respeto de la legislación en vigor y de las normativas específicas del sector cerámico, con particular atención a las problemáticas ligadas a la seguridad y el ambiente.

  • Ensayos de producto

    La compañía es capaz de probar en su laboratorio todas las características técnicas principales de los materiales producidos, para determinar el nivel de las prestaciones de uso en base a las normas en vigor. Para una mayor garantía del consumidor, nos apoyamos en laboratorios de ensayo internacionales para determinar características particulares.

  • Reducción de los desperdicios y minimización de los costes.

    Alcance de los objetivos cualitativos optimizando el proceso productivo.

  • Atención a las exigencias del cliente.

    Orientación al cliente, valorando su grado de satisfacción e individualizando las necesidades que hay que satisfacer.

  • Mejoramiento contínuo.

    Definición de objetivos medibles para hacer del mejoramiento continuo, un objetivo permanente de la organización.

  • Control del Sistema de Calidad.

    La medida y el control de la eficacia del Sistema de Calidad, mediante visitas de inspección periódicas y revisiones constantes, encuentran carencias o ineficiencias en el Sistema que son revisadas y corregidas.

  • Participación y responsabilidad.

    La responsabilidad y la participación de todos los niveles de la organización permiten hacer cada vez más eficaces y eficientes todos los procesos productivos.

  • Formación y mejoramiento de las profesionalidades.

    El desarrollo de actividades de formación constante para el mejoramiento de las cualidades profesionales del personal en cada una de las funciones.